¿Te falta capital para invertir?

Si tu problema es que no tienes suficiente capital para invertir en tu negocio comienza primero por contestar lo siguiente:

🤷🏼‍♂️¿Conoces todas las fuentes de financiamiento que puedes optar?

🤷🏼‍♂️¿Has intentado conseguir dinero antes en alguna de éstas?

Ahora, si vamos a ver el tema del dinero debes estar muy claro en tus cuentas.

¿Tengo claro cuánto dinero le falta a mi negocio?

Cuando le pregunto a la gente cuál es su principal problema a la hora de decidirse comenzar un negocio la respuesta que más se repite es “no tengo capital para comenzar”, “necesito juntar dinero antes” o algo por el estilo.

Sin embargo, cuando les pregunto cuánto es el capital para invertir que necesitan, ya son pocos los que responden con exactitud, sin titubear.

Como si fuera algo tan complejo que ni siquiera se dan el tiempo de analizar, calcular ni menos intentar conocer con más detalle.

Por otro lado, los emprendedores que ya se atrevieron a comenzar y que “han visto la luz”, o sea ya han tenido ingresos por ventas, pronto se encontrarán con el dilema de crecer su negocio.🙌🏻

Los flujos de caja pueden lograr cifras azules, pero ¿es suficiente para ti?   ¿Estás cerca de cubrir tus gastos y que puedas vivir 100% de tu negocio?

Si tu respuesta es no, más que seguro has pensado que tu negocio necesitará de una inversión para hacerlo crecer.

No sólo para poder vivir de tu negocio, sino porque es la manera de comenzar a asegurar la sustentabilidad en el mercado.

El hecho de tener cifras azules no es un indicador que te tranquilidad, porque siempre tendrás amenazas que pueden hacer bajar a tu flujo de efectivo y dejarte muy vulnerable.

Es mejor dejar “el tejo pasado” y que tengas un colchón de capital para invertir para los ciclos por los que seguramente tendrás que pasar.

Cualquiera que sea tu situación ahora, es importante que tengas en claro lo siguiente:

✔️Si tu dificultad es que no tienes capital lo primero que debes hacer es calcular exactamente cuánto es el capital que necesitas.

✔️Luego, debes realizar un flujo de caja con los movimientos de dinero proyectados, que te permita ver cómo esa inyección de capital va a generar los ingresos que esperas.

✔️En seguida, debes evaluar si esa inversión es viable de hacer. O sea, si vale la pena conseguir ese dinero, ya que si no proyectas recuperarlo en un tiempo “aceptable” será mejor postergar la inversión.

Si estás pensando en conseguir ese dinero debes demostrar que la inversión se recupera.

 

Uno de los principales problemas al intentar conseguir capital para invertir es que no se queman los pasos anteriores y el hecho de necesitar capital se hace como algo vago y difuso, lo que sembrará desconfianza en cualquier posible inversor que se acerque a escuchar tu idea.

Si ya has hecho esa pega, debes conocer ahora las alternativas de financiamiento que existen hoy para los emprendedores y ver cuál es la que mejor aplica a tu negocio.

Veamos las fuentes de financiamiento que puedes optar.

Tenemos 2 grandes grupos: fuentes privadas y públicas (estatales).

Las Fuentes Privadas, a su vez, se clasifican en las siguientes:

  • Bancos privados: Son los bancos que conocemos la mayoría de las personas, que ofrecen cuentas corrientes, líneas de crédito, tarjetas de crédito, talonarios de cheques, créditos, etc., a cambio de comisiones e intereses tabulados por la banca de cada país.    Los valores de las tasas o intereses, como imagino lo sabes, dependerán de cada Banco.
  • Cooperativas de ahorro: Instituciones que dan créditos de diversos tipos.  Revisa si cuentan con fiscalización de entidades gubernamentales (Superintendencias de Bancos, por ejemplo).  Sino revisas esto podrías caer en algún tipo de estafa.
  • Fundaciones: Instituciones de diversos rubros, que pueden ser con fines de lucro y pueden contar con departamentos de préstamos a personas.
  • Cajas de compensación: Instituciones que se asocian a empresas y que entregan beneficios a la fuerza laboral, así como préstamos con baja tasa de interés.   No siempre están abiertas a todas las personas, pues muchas veces operan para personas que trabajan como empleados de empresas o están inscritas con su propia empresa como afiliado.
  • Sociedades financieras: Instituciones orientas a financiar proyectos y consumos personales por medio de créditos.
  • Inversionistas particulares: Personas naturales o empresas que puedes conseguir en forma particular, más conocidos como “inversionistas ángeles”, o por medio de plataformas de financiamiento compartido, orientadas a inversores que distribuyen capital en ciertos negocios que cumplan requisitos de confiabilidad y credibilidad.Un ejemplo de una plataforma de financiamiento de particulares es cumplo.cl, donde convergen inversionistas particulares con dueños de negocios que solicitan financiamiento, en un tipo de subasta invertida entre los inversionistas para bajar las tasas de interés, muy por debajo de las tasas tradicionales de la banca.

😨😨

Recuerda que cualquier persona o empresa que ponga dinero en un negocio de otra persona (el tuyo, por ejemplo) estará corriendo parte de los riesgos. 💰💰💰

Nadie pondrá un peso o un dólar en tu negocio si no ve que es posible recuperar su capital y ganar algunos intereses con ello.

Las fuentes privadas se caracterizan por cargar un interés en el pago de las cuotas o primas de pago mensual, como retorno de beneficio para el inversionista que pone dinero.   Estos intereses pueden ser muy diferentes, según de la fuente de donde quieras conseguirlo.

Hay bancos cuyos intereses anuales superan el 30% por un crédito de consumo.   Otras casas comerciales pueden llegar a cobrar intereses sobre el 50% y más.

Lo peor de todo es que se financian de forma muy lucrativa de los altos intereses que cobran a sus clientes.

Por eso es muy importante que compares cada alternativa, te fijes en los intereses de pago, los posibles seguros asociados, la cuota de pago real cada mes y el CAE (costo anual equivalente). 📲 💻📊

Así verás cómo hacer rendir mejor tu dinero y recuperar el capital más fácilmente.

 

También tenemos las Fuentes Estatales que son:

  • Bancos estatales: Son bancos controlados por el gobierno de cada país, que generalmente permiten el acceso a toda su población.
  • Corporaciones técnicas o de fomento: Instituciones gubernamentales que apoyan proyectos técnicos o especializados (profesionales), así como el fomento a la producción y desarrollo.
  • Fondos de garantía o solidarios: Respaldos de créditos que financian pasivos de empresas con bancos u otros acreedores, así como fondos para producción y exportación de productos.   Lo otorgan empresas estatales de apoyo a los emprendedores.

Para las fuentes estatales como las corporaciones o fondos solidarios, tienes la opción de conseguir el capital sin necesidad de devolverlo, aunque el proceso suele ser un tanto engorroso y burocrático.

Debes estar muy al tanto de los requisitos que te exigirán al momento de postular a un crédito para emprendimiento, que muchas veces son a base de un concurso, al cual debes postular.

Ejemplos de esto en Chile son Corfo (Corporación de Fomento a la Producción), Sercotec (Servicio de Cooperación Técnica) y los Fondos Municipales.

Generalmente, los proyectos que traen innovación y tienen un impacto social importante, son los que mejor opción tienen de clasificar.

Estos procesos son en general un tanto rígidos en cuanto a fechas de postulación, documentación a llenar y plazos que cumplir en cada etapa, lo que por lo general toma una buena cantidad de meses en el proceso de selección.

 

Si estás dispuesto a seguir este proceso, sabiendo que debes esperar para que te asignen el capital para invertir, es posible que te convenga esta opción.

Lamentablemente, no siempre disponemos de tanto tiempo para dedicar a esto o para esperar que el capital llegue.

En todo caso, es bueno conocer todas las opciones, ya que si tu negocio ahora califica mejor para un fondo privado, puede que una ampliación futura o un nuevo negocio califique para capitales estatales, especialmente si la visión es a largo plazo.

Si el capital para invertir que requieres no puede esperar por mucho tiempo y ya has hecho el trabajo de calcular tu inversión y los retornos que ella te generará, entonces te recomiendo ver la opción de capitales privados.

En un siguiente artículo podremos entrar en más detalle para que estudies estas alternativas.

Favor coméntame si esta información te ha servido y si requieres que profundicemos en las fuentes de inversión. Tenemos algunas experiencias interesantes de personas que han conseguido un gran capital para invertir rentabilizando su negocio y consolidándose en su nicho de mercado.

 

Saludos,

Jim Adams 

😉

 

Comenta Aquí:

Leave A Response

* Denotes Required Field